NACIONALIZAR EL MERCADO, ELIMINAR LOS MEGAFUNDIOS, ALIMENTAR AL PUEBLO.

NACIONALIZAR EL MERCADO, ELIMINAR LOS MEGAFUNDIOS, ALIMENTAR AL PUEBLO.

50 AÑOS DE LA REFORMA AGRARIA

 

Una nueva reforma es necesaria,

 

Por: Grupo Emancipador, Cátedra Política del Pueblo

 

Hace cincuenta años, el 24 de junio de 1969, el general Juan Velasco Alvarado promulgó el histórico decreto de Reforma Agraria 17716.

Desde que los esclavistas y colonialistas europeos llegaron a estas tierras, el pueblo luchó por su independencia y liberación. Miles de líderes populares dieron su vida en esa lucha heroica. El decreto de Velasco significó la liberación de los campesinos oprimidos por los latifundistas herederos de los conquistadores y la reivindicación de quienes lucharon por tierra y libertad.

 

No más cadenas. No más cepos. No más mutilaciones como castigo. No más trabajo gratuito. No más pongaje. No más violaciones a las mujeres. No más servidumbre.

 

En vez de eso, dignidad, ciudadanía, libertad.

 

Eso fue fundamentalmente la reforma agraria. No solo expropiación y adjudicación de tierras sino liberación de una fuerza social que había estado oprimida durante la colonia española y la república criolla.

 

Pero la reforma agraria es un proceso. Sus antecedentes son históricos. La ley de 1969 y su aplicación durante seis años con la expropiación y adjudicación de siete millones de hectáreas, ahora, desde estos días, significa apenas un paso hacia la verdadera liberación integral y total del pueblo peruano. Porque los explotadores retornaron desde la contrarrevolución de Morales que fue seguida por los corruptos gobiernos de Belaunde, García, Fujimori, Toledo, Ollanta, hasta PPK y Vizcarra, los nuevos testaferros de quienes comen de la pobreza del pueblo.

 

Es hora de continuar la lucha contra los nuevos hambreadores del pueblo. Es necesaria y urgente una segunda reforma agraria que elimine a la actual oligarquía financiera y terrateniente explotadora y reivindique la agricultura y ganadería de los herederos de la reforma, los campesinos y ganaderos peruanos que hoy reclaman agua, créditos y acceso al mercado actualmente monopolizado por los importadores.

 

 

GRUPO EMANCIPADOR / CÁTEDRA DEL PUEBLO

Descargar para impresión: 50 AÑOS, NUEVA REFORMA AGRARIA

IMAGENES DEL ENCUENTRO:

1 Comment

  • Eloy Villacrez
    24 junio, 2019

    ASOCIACIÒN PATRIÒTICA POR LA RECUPERACIÒN DE ARICA Y TARAPACÁ (ASPRATA)
    Calle Héroes de Tarapacá No.143, Lima,
    correo: aricaytarapacaesperu@gmail.com , telf-948858059, web http://www.aricaytarapacaesperu.com
    Facebook: Asociación para la Recuperación de Arica y Tarapacá
    Buenos días Arica y Tarapacá…hasta mañana Santiago
    Si Tacna volvió Arica y Tarapacá

    LA REFORMA AGRARIA, Ley No. 17716 del Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada (1968-75), medio siglo después

    “De hoy en adelante, el campesino del Perú, no será más el paria ni el desheredado, que vivió en la pobreza desde la cuna hasta la tumba y que miró impotente un provenir sombrío para sus hijos”
    “Campesino, el patrón no volverá a comer más de tu pobreza”

    Ese fue el concepto social del General Juan Velasco Alvarado, en su calidad de Presidente de La República, el 24 de junio de 1969, hizo vibrar de emoción, con la dación de esta ley, socialmente fue la medida más trascendente de la Revolución Militar. El campesino mayoritariamente analfabeto, era el sector social más olvidado, explotado, discriminado y el más pobre, con la ley de la Reforma Agraria, recibía su libreta electoral (actual DNI) y dejaron de ser marginales, parias y realmente cuasi esclavos.
    La decisión de la Revolución Militar (68-75), de hacer participar del desarrollo, al grupo humano más numeroso de nuestra sociedad, hasta hoy es incomprendida y duramente atacada por diferentes sectores.
    Dicen que no se debió entregar la tierra a los campesinos porque no estaban preparados, se olvidan que la ley contemplaba en el Título VII, art. 92, la asistencia técnica y crediticia, estableciendo un seguro agrario para la producción, imbricando a la actividad agraria con el proceso de industrialización. El proceso de la Reforma Agraria, contemplaba capacitación, fiscalización, asistencia, créditos, comercialización y apoyo continuo del estado, debería durar más de 30 años y el paso de una generación a otra, con la finalidad ulterior de elevar el nivel intelectual de los hijos del campesino y ampliar el mercado de consumo de los productos nacionales hacia la mayoría de ciudadanos, potenciando su efecto multiplicador y conseguir que este grupo social se integrara realmente a la sociedad peruana.
    Cae Velasco, el campesino, fue silenciosamente el más agredido y totalmente olvidado desde Morales Bermúdez hasta nuestros días (2019), fue la felonía más sucia de unos mercenarios al servicio de poderes extranacionales, que aspiraban a capturar las tierras más rentables.
    La consigna de los poderes económicos del exterior, fue el abandono al campesino, que ha perdurado con cada uno de los gobiernos que se sucedieron, fueron implacables en volver marginal a nuestro campesino, colocando la tierra dentro de la oferta y demanda (Fujimori), sin haberlos capacitado ni asistido, como mandaba la ley, por el contrario con otras armas, volvieron las épocas de la expoliación, el engaño y la prepotencia de ciertos sectores, ávidos por apoderarse de las tierras más rentables, dedicándolas a cultivar productos que son interesantes para la exportación y elevar el nivel de vida ciertos sectores y elites, volviendo a ser el campesino un explotado.
    Luego de Velasco, los nuevos oligarcas comprendieron que dentro de la estructura neoliberal de gobierno, no tendrían poder alguno sobre un campesinado organizado, aviesamente determinaron su liquidación, abandonándolo, incumpliendo la ley, con miras de “ver morir por inanición” a la Reforma Agraria, culpabilizando permanentemente hasta hoy a Velasco y volver a introducir los mecanismos de mercado en la comercialización de tierras, sin importarles la situación del campesino que vuelve a ser un paria dentro de nuestra sociedad.
    El sistema neoliberal ha sido muy eficiente para hacer daño al pueblo de a pie y lucrar desenfrenadamente, las élites neo oligárquicas y neo liberales, que son los peruanos indignos coludidos con los poderes del exterior, como los llamaba Velasco, son responsables del atraso y miseria de nuestro agro, especialmente alto andino, frenando el desarrollo de todo el País.
    Frente a este estado de cosas, nuestro pueblo comprueba que el sistema neoliberal tiene como fundamento la corrupción, el lucro desenfrenado y la anti patria, sus exponentes Morales Bermúdez traidor, Belaúnde incapaz, García inmoral y asesino, Fujimori criminal y corrupto, Toledo, ladrón, borrachín y desubicado, Humala descerebrado y asesino, todos ellos con el común denominador de haber vendido al Perú.
    Llegó al gobierno actual (2019) con PPK representante de los poderes transnacionales, enjuiciado por coimero, ingresó en contradicciones con sus patrones (USA), determinó su vacancia, accede Vizcarra, cuestionado moralmente, con una conducta política basada en mensajes para las tribunas y para la prensa servil, aplica un “gatopardismo”, esto es, que aparentemente cambien algunas personas, los métodos y conductas para QUE TODO SIGA IGUAL.
    Frente a este estado de cosas, no solo el campesinado si no todos los hombres honrados y que no formamos parte de la clase política, siendo mayoría condenamos a la Clase Política (Gobierno y Partidos Políticos que gobernaron el Perú desde hace 40años), por corruptos y antipatriotas, en colusión con empresarios, burócratas y lobistas.
    Podemos afirmar que la totalidad de la estructura de producción de bienes y servicios y la administración del estado en forma concomitante llegaron a su nivel de incompetencia, TODO SE CORROMPIÓ, se requiere por tanto un cambio total, porque nuestra conceptualización de estado, no fue diseñada para casos como los que vivimos, por tanto el cambio será por métodos iconoclastas como es LA INSURGENCIA que es un principio constitucional y legal.
    Con un nuevo gobierno, compuesto por campesinos, trabajadores y soldados, FUNDAREMOS LA SEGUNDA REPUBLICA, para conseguir ese objetivo se constituyó la ASAMBLEA NACIONAL DE LOS PUEBLOS DEL PERÚ-ANPP, siendo nuestra Asociación Patriótica por la recuperación de Arica y Tarapacá-ASPRATA uno de sus integrantes, iniciamos nuestra lucha con el Paro Nacional del 20 de jun, las otras medidas de fuerza se irán planteando, para que esta ignominia de gobierno termine y Vizcarra no tenga otra alternativa que entregar el gobierno a un triunvirato, formado por soldados (General EP Barrantes), trabajadores (Gerónimo López) y luchadores sociales (Alfonzo Valderrama), con la finalidad de convocar a un Asamblea Constituyente integrada por miembros que NO HAYAN PERTENECIDO A NINGUNO DE LOS GOBIERNOS ANTERIORES DE HACE 40 años, para redactar una nueva Constitución, reconociendo que las tierras son de los campesinos, la restauración de los derechos laborales conculcados y que termine nuestro irredentismo con la vuelta al seno de la patria de Arica y Tarapacá, de acuerdo al ordenamiento internacional existente, que niega el derecho de la conquista territorial, como es la Convención de Viena (El tratado de los tratados) y las Resoluciones de las NN UU (1514, 3314,2625 y otros), que Chile se comprometió formalmente a respetar. Siendo aberrante que poderes económicos chilenos exploten nuestra riqueza turística (Macchu Picchu), usando como bestias de carga a nuestros compatriotas que fueron los que crearon esa magnificencia que el mundo admira.

    Esperamos volver a decir, Campesinos y trabajadores, el patrón no volverá a comer de tu pobreza y todos unidos digamos si Tacna volvió, Arica y Tarapacá volverán
    Consejo Directivo de la Asociación Patriótica por la recuperación de Arica y Tarapacá-ASPRATA

Escribe un Comentario