OCTUBRE HEROICO

OCTUBRE HEROICO

Escribe: Milcíades Ruiz

El 8 de octubre, se cumple un aniversario más del último combate de la gesta heroica del “Che” Guevara y los combatientes peruanos del Ejército de Liberación Nacional- ELN, en la quebrada del Yuro, Valle Grande, Bolivia, en 1967. Ahora que el desastre político agobia nuestro país, como consecuencia del vigente régimen de corrupción generalizada y subordinado al sistema de dominación mundial, es bueno recordar a quienes murieron por liberar el país de estas desgracias recurrentes.

 

Aquel día, 17 combatientes al mando del “Che” se enfrentaron a más de mil soldados enemigos. Se combatió hasta horas de la tarde. Con el fusil destrozado y una pierna herida el comandante heroico cayó prisionero y también Juan Pablo Chang. Conducidos al pueblo de La Higuera, fueron asesinados al día siguiente estando inermes. Lucio Galván- “Eustaquio”, logró romper el cerco militar en un acto de arrojo a puro fuego cruzado.

 

El 12 de octubre, día aciago para nuestro continente, ya en Rio Grande, lejos de la quebrada del Yuro, una emboscada acabó con su vida. Sus restos fueron rescatados años después y llevados a la Cripta de los Héroes (memorial) que se ha erigido en Santa Clara -Cuba, donde reposa el “Che” Guevara y sus combatientes continentales. Allí, están también los restos de Juan Pablo Chang.

 

Lejos de la patria, donde no puedan ser venerados por el pueblo peruano, no obstante, reciben la visita de millones de personas que expresan su reconocimiento y gratitud por lo que hicieron. Con mayor razón, los peruanos que hemos compartido sus ideales no podemos menos que rendir nuestro homenaje silencioso por ahora con la esperanza de que algún día el pueblo tenga la libertad de hacerlo frente a sus monumentos.

 

Lucio Galván fue fundador del ELN y estuvo con Javier Heraud, en la expedición libertadora que incursionó por Puerto Maldonado en 1963. Gratamente, hemos tenido en estos días, el estreno de dos películas sobre la vida de Javier Heraud: “El Viaje” y “La Pasión de Javier”. Valoramos el esfuerzo de los realizadores y expreso mi gratitud por mantener latente su egregia heroicidad, como estoy seguro lo hacen millones de peruanos.

 

Pero al igual que Javier, son muchos los patriotas peruanos que estuvieron en diversos puestos de combate arriesgándolo todo. No son conocidos por su modestia de figuración, pero hay algunos que todavía sobreviven recordando aquellos tiempos y deseando entregar la posta a las nuevas generaciones. Hombres, mujeres, médicos, empresarios, gente de barrio, intelectuales, campesinos, etc. Va un abrazo de solidaridad para ustedes compañeros.

 

Fueron años de dramático trajín, cambiando de nombre, eludiendo a la CIA, a los servicios de inteligencia, olvidando familia, abandonado estudios, organizando la insurrección, la red de apoyo en la ciudad y el campo, el traslado de las armas hasta las zonas de alzamiento, exploración, clandestinidad, muchísima caminata diurna y nocturna, por la cordillera y el llano, recorrer ríos, combates, hambre, sed, enfermedades, prisiones, torturas, etc. Pese a todo, nunca se perdió la fe y después de cada caída había coraje para levantarse en nuevos escenarios.

 

Con la gesta del “Che” era la tercera campaña del ELN y en conexión con el nuevo foco guerrillero de Puno en la selva fronteriza con Bolivia. Esto quedó al descubierto por documentos capturados junto al diario del “Che” y se tuvo que suspendieron acciones. Pero al año siguiente, justamente en octubre 3 de 1968, insurgió la revolución militar del General Juan Velasco Alvarado asumiendo en gran parte el programa del ELN.

 

Muchos no pudieron volver a casa y sus tumbas se quedaron en el monte. Es una lista larga pero no deberían ser olvidados. El día que se escriba la historia verdadera, los heroicos combatientes revolucionarios de la década de 1960 tendrán el reconocimiento merecido que hoy está proscrito en la historia oficial pero no en el corazón de nuestro pueblo. Por ahora solo podemos decir: ¡Gloria eterna a los combatientes revolucionarios que ofrendaron su vida por la liberación del pueblo!

 

Octubre, 2019

Otra información en https://republicaequitativa.wordpress.com/

REPÚBLICA EQUITATIVA

Escribe: Milcíades Ruiz. La dialéctica no enseña a ver más allá de la coyuntura. No hay efecto sin causa, todo en el universo es proceso, no hay acción sin reacción, todo tiene su tiempo, etc. Sin embargo, sucede a menudo que estamos en medio de un problema, pero no lo vemos.
republicaequitativa.wordpress.com

Escribe un Comentario