SE VA EL AÑO 2019, pero se queda ¡la Corrupción y la Impunidad!

SE VA EL AÑO 2019, pero se queda ¡la Corrupción y la Impunidad!

 

 

Por: Adolfo Granadino F.

El Gobierno le llamó “Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad” Y en el segundo semestre, con solemnidad patriotera, se anunció que La Competitividad y Productividad es el camino a seguir. Teníamos el salario más bajo de América del Sur así como la tasa más alta de desempleo y con el 74% de PEA “gozando” de la informalidad y sin derechos.

 

Hubo algunos espectáculos políticos y judiciales que alborotó a todos; la mayoría del Congreso y el Gobierno se la pasaron en plena balacera de salvas; los grupos de poder económico confesando sus compras políticas aprovechando las ofertas en algunos partido; los inmigrantes desplazando de las calles a los excluidos. En Quito, Argentina, Santiago, Bogotá, con sus pueblos desbordados en protestas, Pero, la izquierda ¡Ay!…siguió durmiendo.

 

Detrás de las maromas políticas, el modelo neoliberal sigue orondo en nuestro país, con tatuajes en el pecho, en los brazos y en las nalgas y slogan como: “Con mis hijos no te metas”, “Pleno empleo”, “Igualdad de género”, “Maduro dictador”,   “Evo hizo fraude”, “Vizcarra es chavista” y el terruqueo a diestra y siniestra, con la invalorable ayuda de los medios de comunicación cual megáfonos de la injuria.

 

Siguen las privatizaciones y las concesiones. Ya todos los recursos naturales son ajenos como los es también el transporte marítimo, fluvial y lacustre, aéreo y ferroviario. La banca con sus felinos intereses. La SUNAT, tuerta para unos y de mirada de águila para otros. La medicina es una valiosa mercancía y el paciente un sumiso cliente. Los monopolios siguen intocables y las exportaciones mineras le agregan valor en el extranjero. La contaminación de los ríos y mares viento en popa. Los puertos y aeropuertos acondicionados para el exitoso narcotráfico.

 

 

Y en este rapidísimo balance político se debe sumar a algunos generales griferos con su tanque lleno. La educación mercantilizada cual Mesa Redonda y los organismos de control como Indecopi, Opsitel, APN, OSINERGMIN, Ositran, etc. Que son los últimos en enterarse de las tropelías de muchas empresas.

 

 

A todo esto lo peor: Cinco ex presidentes que superaron a Al Capone y se hicieron pasar como ejemplares demócratas y pulcros en su hacer y deshacer contra el Estado logrando esa ya cotidiana lentitud mortal ante las embestidas de la naturaleza.

 

 

La PNP casi cooperante de las bandas y las FF.AA. asociada al VRAEM. Y, la Constitución fujimorista, como el santo moreno, uniendo a perro, pericote y gato.

 

 

 

Y, de yapa, la Cancillería con sus últimos tres titulares al servicio doméstico de la Casa Blanca.

 

 

La corrupción y la impunidad no son recientes, es cierto, ya lleva centurias. Héctor Béjar lo precisa con impresionante lucidez en su libro publicado hace pocos días en una entusiasta y multitudinaria conferencia de presentación de ese trabajo titulado: Vieja Crónica y Mal Gobierno.

 

Un volumen de 800 páginas que en la portada agrega “La otra historia, la que nos oculta”. Para tal efecto en el Colectivo Grupo Emancipador se sostiene lo siguiente: El reciente libro de Héctor Béjar Rivera, profesor de las Universidades de San Marcos y la Católica del Perú. Es un relato histórico desde Colón a la actualidad. Alternativa a la visión colonialista y eurocéntrica sobre la trayectoria política del Perú que ha predominado como verdad en la educación peruana.

 

 

Empujemos el despertar de nuestro pueblo para la verdadera lucha contra la corrupción y la impunidad sin comedias y sin medias tintas.

Escribe un Comentario