TUPAC AMARU NOS LLAMA NUEVAMENTE

TUPAC AMARU NOS LLAMA NUEVAMENTE

Por Jorge Perazzo

Hace 239 años Tupac Amaru los españoles torturaron y asesinaron a Tupac Amaru, la rebelión mas organizada y masiva después la primera resistencia inca desde Vilcabamba.

 

Desde esa fecha los colonizadores hicieron cumplir con severas penalidades el famoso “BANDO” que prohibía y penalizaba las vestimentas originarias, el uso del quechua, las artes andinas y todo vestigio de cultura que dió vida a la civilización del Tahuantinsuyo.

Pero subsistieron los amautas con sus recuerdos y su vision del mundo. Cada aniversario de esta crueldad contra Tupac Amaru, su familia y los combatientes libertarios nos hace recordar su origen cultural ¿porque lucharon? y ¿porque seguir su propósito?.

Hoy admira el mundo a los ancestros por la andenería eficiente y creativa, su moderna tecnología de riego y el manejo y conservación de alimentos que garantizaba la seguridad alimentaria de entonces; hoy no puede garantizar decir lo mismo el sistema y cultura política occidental; peor aún durante esta etapa del neoliberalismo esta dejando a la población en la inseguridad, hambre y desempleo.

Tupac Amaru murió para vivir por siempre, para recordarnos el legado cultural y político que añoraban los emancipadores y que soñaban rescatar.

La colonización española lo descuartizó y sus partes los regó por todo el tahuantisuyo para ejercer por terror su esclavitud sobre el hombre y explotarlo. El actual sistema capitalista va mas allá: extiende el sometimiento a la tierra, la destruye para su beneficio. Absolutamente contra toda la predica y practica de los andinos que la entendieron a la tierra como madre, intocable y respetable.

Por ello Tupac Katari dijo que volveremos y seremos millones.

La asociatividad propia de los agricultores andinos fue reemplazada por la servidumbre individual al patron y las comunidades desarraigada de los valles expropiados por colonizadores españoles y criollos. Aun asi, bajo el sometimiento feudal-esclavista de sus miembros las comunidades se mantuvieron unidas y combativas siguiendo el ejemplo de Tupac Amaru y que Velasco Alvarado supo reconocer y valorar.

Los últimos 40 años de aparente «modernidad», el destino de las comunidades y la población andina fue peor.

El neoliberalismo fomentó el individualismo y demonizó la asociatividad que ha sido la clave del progreso social de las culturas anteriores; el “libre mercado” de actual vigencia se impuso como verdad frente a la cooperación que siempre es y será la base de la sobrevivencia humana. La Republica capitalista mercantilizó y monetizó todo incluso la reciprocidad que ha sido y es la base de la convivencia humana y una práctica común desde antes del incanato.

Recordar el asesinato de Tupac Amaru nos obliga a rescatar el origen de su levantamiento y la base cultural anticolonial que le dió vida a los levantamientos. Hoy nos anima es el mismo propósito anticolonial que hoy significa librarnos del dominio del capital internacional, pero ante todo y primero que todo librarnos de la cultura de dominación que han impuesto los últimos 500 años ambos imperios España y EEUU logrando que la población piense como los dominadores al punto que hemos elegido por mayoría los más desastrosos gobiernos en las 4 ultimas décadas.

Sea este nuevo recordatorio de la crueldad de los colonizadores y su imposición cultural a sangre y fuego para reiniciar el combate cultural, rescatar los principios básicos de la convivencia entre humanos y la entre el hombre y la naturaleza que han practicado nuestros ancestros y que se expresa en la cosmovisión andina.

No nos basta con admirar la majestuosidad de Machupichu o las ingeniosas y bien concebidas obras de irrigación sino rescatar el espíritu, la conciencia de los hombres de varias generaciones que realizaron tremenda hazaña. La red de caminos andinos es producto de una conciencia de integración, unidad, cooperación, visión de futuro que no pasa por la cabeza de algún político actual. Los sistemas de almacenamiento y conservación de alimentos incaico que han permitido la autosuficiencia alimentaria por siglos en nuestras antiguas sociedades son impensable hoy para cualquier régimen que solo piensa en adecuarse a la demanda y oferta internacional.

Rescatar la figura de Tupac Amaru no es solo recordar la crueldad española sobre el, su familia y combatientes sino sobre todo entender el propósito colonial de destruir la cultura ancestral, las esperanzas de nuestros padres, los sueños y mitos de millones de campesinos comuneros. Lo mismo que ha realizado sistemáticamente los últimos decenios y que hoy queremos cambiar radicalmente ante la evidencia objetiva de que este sistema neoliberal ha sido incapaz de salvar al hombre, a la naturaleza y a todo el planeta.

La campaña que inicia el Grupo Emancipador de publicar COSMOVISION ANDINA en quechua, en video a toda la población andina quechua-hablante es una iniciativa de educación para la liberación, de rememorar la concepción andina de desarrollo basado en priorizar los derechos y necesidades básicas del hombre y el respeto a la casa-tierra que nos alberga.

Le invitamos a todos a adherirse a este llamamiento y aportar en su realización.

Ir a llamamiento para difundir y desarrollar la COSMOVISION ANDINA EN QUECHUA

18 mayo 2020,

Escribe un Comentario