Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/revolucion3octub/public_html/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2851

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/revolucion3octub/public_html/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2855

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/revolucion3octub/public_html/wp-content/plugins/revslider/includes/output.class.php on line 3708
Colectivo Revolución 3 de Octubre 1968 | El Lawfare. Golpes de Estado en nombre de la ley

El Lawfare. Golpes de Estado en nombre de la ley

El Lawfare. Golpes de Estado en nombre de la ley

“El lawfare combina estrategias jurídicas ilegítimas con estrategias mediáticas para destruir, a ojos de la opinión pública, al rival político”

 

A esta reflexión de Pablo Iglesias en la Revista CTXT de España, respondió la politóloga Arantxa Tirado Sánchez destacada académica catalana con dos doctorados en ciencias sociales. Da ejemplos concretos de cómo opera el llamado LAWFARE o guerra jurídica como modalidad de golpe de Estado que está ensayando EEUU ante el fracaso de los llamados golpes duros, sangrientos utilizando generalmente militares corrompidos o políticos mafiosos.

 

Reproducimos la respuesta de Arantxa quien ha escrito un libro cuyo título encabeza esta nota donde desenmascara la estrategia del imperio y la metodología de la guerra jurídica aplicada sistemáticamente en América Latina que termina descubriéndose como burda como lo declaró recientemente el propio gestor Moro ex-ministro de justicia de Bolsonaro, después de causar un tremendo daño a la nación y al pueblo.

 

Los grupos de poder económico en Perú y sus representantes políticos aplican lo mismo, Arman  su campaña de denuncias con apariencia legal y hasta constitucional por ejemplo contra Vladimir Cerron cuya ilegalidad e improcedencia, desde todos los ángulos legales, fue demostrada por el Dr. Jofrge Rendon en una nota anterior en esta web.

 

Pero siguen intentando y no dudarán en seguir el mismo método con todo personaje de izquierda y en particular a quienes apoyan al gobierno de Castillo y se constituyen en parte del gobierno. Es importante ampliar el debate sobre el tema e insistir en denunciar el origen que es seguido por muchos funcionarios de la justicia que han sido adiestrados por décadas en esta guerra jurídica.

 

AQUI LA NOTA DONDE RESUME SU RESPUESTA:

 

 

 

 

 

 

El más conocido es el de Lula da Silva, ejemplo paradigmático del lawfare. El caso de Brasil destaca por la injerencia jurídica y política del Departamento de Justicia de Estados Unidos en la Operación Lava Jato, la saña con que actuó el juez Moro, pupilo de los cursos de formación de EE.UU. y posterior ministro de Justicia de Bolsonaro, la voluntad explícita de EE.UU. de participar en el negocio de las reservas petroleras del Pré-Sal debilitando la posición de la estatal Petrobras o de neutralizar la política exterior soberana y multipolar de Brasil.

 

Para lograr estos objetivos, se armaron un gran número de causas contra Lula, acusándolo de corrupción por trato de favor en contratos o de haber recibido un apartamento que no llegó a pisar nunca. Querían evitar que se pudiera presentar a las elecciones de 2018, donde las encuestas le daban una holgada victoria.

 

La maquinaria mediática se activó para posicionar esta imagen corrupta de Lula (y también de Dilma Rousseff, que había pasado por un muy cuestionable proceso de impeachment previo) usando a los principales medios de comunicación. Estos se dedicaron durante meses a bombardear sobre los casos de manera sensacionalista, estableciendo una suerte de juicio paralelo, en una operación que bien se pudiera tildar de manipulación de masas. Una práctica enfocada a condicionar a la opinión pública brasileña, a la que se sumó un poder judicial y un ministerio fiscal que, coordinados, iban filtrando parte de la información a la prensa para obtener mayor impacto, vulnerando la supuesta imparcialidad del poder judicial, la presunción de inocencia o el debido proceso. Además de las irregularidades procesales, en el lawfare contra Lula se aplicaron herramientas jurídicas que han abierto un debate entre los penalistas más críticos.

NOS DICE ARANTXA TIRADO:

Finalmente Lula ha acabado siendo absuelto en varias de las causas, otras han sido archivadas, mientras que el juez Moro está siendo investigado por parcialidad.

 

La multiplicación de causas escasamente fundadas, la creación ad hoc de pruebas y testimonios premiados, la vulneración de la presunción de inocencia por la acción de los medios, el doble rasero en la aplicación de la ley o el retorcimiento de esta, con sus variantes locales, son elementos presentes también en la persecución a Rafael Correa, en Ecuador, o a Cristina Fernández, en Argentina.

 

Esto permite hablar de una pauta de actuación similar. En el caso de Cristina Fernández destaca, además, la intervención en contra de la presidenta por personajes vinculados a los servicios de inteligencia extranjeros y un encarnizamiento mediático, tildado como “periodismo de guerra” por el mismo Grupo Clarín, seguramente agravado por su condición de mujer, pues para destruir su imagen pública se llegó a cuestionar su salud mental, en una lógica de actuación que hace recordar a aquellos que tildaban a las mujeres de histéricas y desequilibradas.

 

Pero el “desequilibrio” de Cristina Fernández era el mismo que tenía Rafael Correa: tratar de democratizar el espectro mediático de sus respectivos países, algo que estos medios hegemónicos y los grupos de poder vinculados a ellos, no les perdonaron.

 

Y concluye con algunas reflexiones finales:

 

La primera es que no tiene límites ni escrúpulos. Además, puede permitirse cuestionar las reglas del juego sin que eso tenga repercusiones negativas pues, en el fondo, bajo un discurso aparentemente rupturista lo que hace es defender el funcionamiento del sistema capitalista. Esto el poder lo sabe, de ahí su connivencia o incluso relación orgánica con estas opciones políticas, como muestra el caso de Vox en España. La experiencia histórica ha demostrado que el poder económico, que es el que realmente manda, ha prescindido de la forma política de la democracia liberal cuando lo ha considerado preciso, a la Alemania nazi o al Chile de Pinochet me remito.

 

QUE RECOMIENDA A LA IZQUIERDA?

 

...se necesita una izquierda que no mire tanto a qué hace la ultraderecha, sino que logre marcar los temas de la agenda política, con un discurso propio, que recupere la tradición de los valores colectivos de la izquierda, sin ningún tipo de flirteo con las ideas de la ultraderecha, desmontando sus mentiras y contradicciones con argumentos, eligiendo bien cuándo y dónde confrontarla, para tratar de llevarla a un terreno donde su modus operandi sea menos efectivo. Sin olvidar que lo más efectivo siempre es demostrar con hechos a la clase trabajadora que la izquierda es la opción política que realmente sirve para defender sus intereses.

 

VER LA  NOTA COMPLETA DE LA ENTREVISTA DE PABLO IGLESIAS CON LA AUTORA

1 Comment

  • Jorge Zamora
    12 enero, 2022

    Es lo que está pasando hace mucho tiempo en países Latinoaméricanos y la izquierda no ha sido capaz todavía de tener respuestas unitarias, es más algunos que se hacen llamar o decir que son parte de la izquierda democrática, se han puesto al lado de las posiciones de la ultraderecha golpista, fascista y cavernaria que con mentiras avisa a dirigentes y lideres de los partidos y movimientos sociales de las masas. Toda esta conducta claudicante de algunos dirigentes políticos de esa izquierda democrática, causa confusión entre el pueblo, pero también causa que muchos medios propagandizen a estos grupos políticos financiados por ONGs que es otro medio como el imperialismo y los defensores del status Quo operan en todo lo continente Latinoamericano.

Escribe un Comentario