饾懗饾懆 饾懡饾懓饾懌饾懆 饾懌饾懍 饾懗饾懚饾懞 饾懛饾懍饾懝饾懠饾懆饾懙饾懚饾懞 饾懓饾懘饾懛饾懚饾懝饾懟饾懆

饾懗饾懆 饾懡饾懓饾懌饾懆 饾懌饾懍 饾懗饾懚饾懞 饾懛饾懍饾懝饾懠饾懆饾懙饾懚饾懞 饾懓饾懘饾懛饾懚饾懝饾懟饾懆

LA DEUDA SOCIAL EN SALUD QUE DEBEN A LOS PERUANOS

Hace 4 a帽os exactamente en octubre 2015, TODOS los partidos pol铆ticos y las organizaciones participantes del Acuerdo Nacional firmaron un acta que dice as铆:

鈥淎l 2021, el acceso al cuidado y la atenci贸n integral en salud individual y colectiva de las personas ser谩n universales, independientemente de su condici贸n socioecon贸mica y de su ubicaci贸n geogr谩fica, con enfoques de g茅nero, de derechos en salud y de interculturalidad. Asimismo, el cuidado y la atenci贸n p煤blica en salud ser谩n integrales, solidarios, equitativos, oportunos, con gratuidad en el punto de entrega, de calidad, de f谩cil acceso y adecuados a las caracter铆sticas del ciclo de vida de la poblaci贸n. El Estado es garante y principal responsable de asegurar la disponibilidad, accesibilidad y aceptabilidad del cuidado y la atenci贸n en salud 聽a trav茅s de un sistema nacional de salud efectivo, eficiente y eficaz.鈥澛

Por supuesto se incumpli贸 en TODOS SUS TERMINOS este acuerdo.聽Pero este acuerdo es NADA MAS que una reiteraci贸n: En Julio del 2002 hace exactamente 18 a帽os se firm贸 聽otro pacto sobre la Salud declarando:

鈥淐onsecuentes con ello, nos comprometemos a garantizar el acceso universal a una salud integral de calidad, en forma gratuita, continua y oportuna,鈥 Ver: Acuerdo Nacional 2002, UNMSM, Academia

La situaci贸n ya era ca贸tica en t茅rminos de salud en esa fecha pero nada se hizo para mejorarla en los siguientes a帽os. M谩s de una d茅cada hubo importante bonanza econ贸mica por mayores exportaciones de materias primas pero, la cr铆tica situaci贸n financiera de la salud no cambi贸. Hubo, por el contrario, disminuci贸n anual progresiva de ingresos del presupuesto nacional.

Las cifras son elocuentes: 鈥El gasto en salud per c谩pita promedio correspondiente al per铆odo 1995-2000 fue de US $ 102.8, cifra que es ligeramente superior a la registrada en el a帽o 2000 (US $ 99), pero ampliamente inferior a las observadas por pa铆ses de la regi贸n, tales como: Brasil (US $ 267), Venezuela (US $ 233) y Colombia (US $ 186).鈥 (http://www.minsa.gob.pe/estadisticas/estadisticas/indicadoresNac/download/recursos44.htm)

El deterioro se volvi贸 a notar oficialmente el 2016 sin que alguna autoridad dijera nada: 鈥淪eg煤n las estad铆sticas de la OPS, el Per煤 tiene una de las tasas de disponibilidad de m茅dicos y odont贸logos m谩s baja (9.4 por 10,000 habitantes) que no ha variado desde el 2005, tasa que era cuatro veces menor a la de Uruguay y tres veces menor que la de Argentina.鈥 http://bvs.minsa.gob.pe/local/MINSA/3684.pdf 聽聽Pagina 37

Ya en esa fecha: 鈥淟a brecha de financiamiento al 2016 era de 1% del PBI respecto al promedio de Latinoamerica y el Caribe, ello equivale 6,600 millones de soles en ese a帽o. http://bvs.minsa.gob.pe/local/MINSA/3684.pdf Pag. 42

Pero esa situaci贸n se mantiene aun a la fecha. No es casual el colapso de la salud ahora: 聽鈥淎 enero de 2020, del total de establecimientos de salud (EE.SS.) de primer nivel de atenci贸n[1], nada menos que el 77.8% (6,785 de 8,723) presenta una capacidad instalada inadecuada, entendida como infraestructura precaria, equipamiento obsoleto, inoperativo o insuficiente. En el caso particular de EsSalud, se ha identificado que el 84% de sus establecimientos (242) se encuentra en esa condici贸n, con las redes de Jun铆n, La Libertad y Piura como las que presentan mayor cantidad de centros asistenciales inadecuados.https://www.minsa.gob.pe/transparencia/index.asp?op=301#

FONDO DE EMERGENCIA AHORA Y YA

Primero los negocios, despu茅s las vidas parece ser la preocupaci贸n de las autoridades.聽 Salvar la cadena de pagos antes que salvar vidas es su concepto de la emergencia. Cr茅dito barato a las medianas y grandes empresas no importa si producen joyas que nadie comprar谩 o para recibir turistas que nunca llegar谩n. “Son tan grandes que no deben caer”.

Que parte del concepto de EMERGENCIA no entienden las autoridades. Un FONDO URGENTE DE EMERGENCIA ES UNA DEUDA SOCIAL que es momento de pagarla para salvar vidas, atender a los contagiados, incrementar las pruebas, proteger mejor a los m茅dicos y polic铆as. Esto no puede esperar, ni estar pendiente de las donaciones. Hay una DEUDA que pagar con la sociedad y hay que cumplirla.

Reestructurar el presupuesto cargando sobre salud, empleo y producci贸n de pan llevar de los agricultores familiares. Esa es la EMERGENCIA. No otra.

Es la oportunidad que la poblaci贸n haga valer sus derechos sociales b谩sicos, la salud, educaci贸n y seguridad alimentaria y estos forman parte de la conciencia social de la poblaci贸n. Basta ya que sean solo declaraciones altisonantes, puramente declarativas, sin fiel vigilancia ni cumplimiento como ha sucedido con todos los acuerdos sobre salud que se han realizado en el Peru. Todos los partidos y organizaciones sociales nacionales han firmado estos acuerdos y son corresponsables de su incumplimiento A脩O TRAS A脩O.

Ahora es momento de poner de cabeza el presupuesto, aprobar el tributo a las altas rentas y al patrimonio, retener el monto de las evasiones y elusiones al fisco de las medianas y grandes empresas. Es momento de salvar vidas. No de rescatar Bancos.

 

Escribe un Comentario