Las AFP “Peruanas”

Las AFP “Peruanas”

 

Su Misión, Su Comisión y su Poder Político

Por: Adolfo Granadino F

 

 

170 Mil Millones de Soles es el monto del dinero que administran las AFP, es el equivalente al 97% del presupuesto de la república (S/.177,367 Mil Millones) del presente año, representa el 20% del PBI y, como todas las grandes fortunas, esta también otorga UN GRAN PODER POLÍTICO, no a los afiliados sino a sus administradores. Es por eso que en la situación actual, hay una especie de equilibrio estratégico de fuerzas económicas entre las AFP y el propio Estado peruano.

 

Este poder ha quedado de manifiesto, en estos días, en la arremetida de éstas mediante el uso conminativo de casi todos los medios de comunicación y el desfile de los disciplinados lobistas. Lo curioso es que en este debate de, qué es lo que más favorece a los afiliados, no asoma ninguna central sindical a manifestar su opinión donde sus representados mayoritariamente están en las AFP.

 

En este debate no se trata de qué es lo que más beneficia a los afiliados sino que es lo que conviene a las AFP. Claro, en esta lluvia torrencial de opiniones nos quieren hacer creer que lo que se busca es beneficiar a los trabajadores. Pero en esta nota no se trata de entrar al debate que plantean. ¡NO! Se trata de observar la fuerza mediática de las AFP, su potencia de fuego, la velocidad de sus manotazos, sus francotiradores, sus trincheras de combate, su arsenal, sus aliados, sus voceros fidedignos, las complicidades con las autoridades y su personal de servicio. ¡De eso se trata!

Si observamos, pausados; concluimos que tienen un gran poder mediático no visto nunca antes en el país, con un gran sindicato llamado Asociación de las AFP, primero con un ex Ministro de Economía (de la época de Alan) como el secretario general de esa millonaria entidad, que los medios en todos sus programas de mañana, tarde y noche, le solicitaban entrevistas sin preguntas inoportunas y sin límites de tiempo y ahora tienen de fiel inquilina a la señora Giovanna Prialé dispuesta a todo para evitar que el Congreso apruebe el ya conocido proyecto de ley. Y por otra parte usan al acomedido Dr. Gonzales Izquierdo, haciendo de profesor Jirafales, “enseñándoles” a los afiliados del riesgo que corren cuando sean viejitos. (Recordemos que fue Ministro de Fujimori y Presidente de la COPRI, y, quién dijo que las privatizaciones seguirían, “le duela a quién le duela”).

 

Coincidentemente, las caras, las voces, las opiniones, los deslenguados, los temerarios, los cínicos, etc., son exactamente los mismos que asomaron insolentemente para que no se levante financieramente a Petroperú y, que de una vez por todas, se privatice SEDAPAL. Pero aplauden que el BCR preste 30 MIL MILLONES DE DÖLARES A LA BANCA PRVADA. Son los mismos que quieren y exigen que mejore todo sin cambiar nada. Y que los Ministros sigan siendo los empleados de los grupos de poder vía CONFIEP.

 

Son los que consideran que la minería formal es más limpia y sana que una sala quirúrgica. Es decir, es la derecha engordada en el gobierno de Fujimori, enriquecida aún más con la constitución de las AFP, y siguiendo bien alimentada por los sucesivos gobiernos y, listos para el tiro de gracia a la ONP; que ahora con su bien ganado mote de “bruta y achorada” sale a tratar de imponer su agenda política, pero que felizmente y con acierto, la mayoría de la ciudadanía rechaza a diario.

 

Gracias a las AFP, mejor dicho a sus afiliados, que son los que aportan, la derecha ha multiplicado por 100 su poder económico y político, y también su insolencia, es por eso que su peonaje es numeroso y de buena planilla, desvergonzado pero para suerte nuestra, ineficaz.

 

A esta derecha no le costó una gota de sudor ni el más mínimo riesgo acaudalarse con las pensiones jubilatorias, arrebatándole a la ONP el 90% de sus afiliados. El gobierno les hizo una ley especial y para animar a los trabajadores, Fujimori con Boloña en el MEF, autorizó un aumento del 10% sobre los salarios equivalente a los nuevos aportes a las AFP. Los que se quedaron en la ONP les aumentaron sólo el 3.3 %; topes en las pensiones de 840 soles, y aportes mensuales similares al de los afiliados a las administradoras señaladas. Al mismo tiempo emisión veloz de los llamados Bonos de Reconocimiento. Luego el ministro pasó a presidente del directorio de la primera AFP. O sea, fue todo un asalto como en los tiempos del lejano Oeste, sólo que aquí se hizo con caballos de paso. Porque todo lo tenían a su favor, hasta al Sheriff.

 

¿Y dónde está invertida toda esa plata? Aparte de que ya tienen autorización para invertir fuera del país hasta el 50%, mucho dinero está en la minería, pesquería, biocombustibles y toda una serie de negocios que a su vez le permite tener un flujo de avisaje (Campaña publicitaria) y por lo tanto control seguro de las orientaciones de la programación televisiva, radial y escrita.

 

“Las cifras son contundentes, el 73% de la Población Económicamente Activa, está conformada por los peruanos del previamente edificado mundo informal que no aporta a ningún sistema jubilatorio y el 67% de los peruanos mayores de 65 años no tiene ningún sistema de pensiones que los proteja en la vejez. En otras palabras, el sistema de pensiones en el Perú se encuentra en una aguda crisis, porque no cumple con su fin fundamental, que es brindar una pensión a la mayoría de la población que la necesita.” Están defendiendo los intereses de los millonarios dueños de las AFP, uno de los negocios más lucrativos del planeta.” Han dicho algunos analistas financieros patriotas que no estiran la mano a los GP.

 

Hoy, queda de manifiesto el plan estratégico de la concentración económica y del poder. Y la licitación para que durante dos años sólo una administradora privada esté autorizada a la afiliación conminativa de nuevos trabajadores, queda clarísima, que además de continuar amasando fortuna, es asegurar la liquidación de la ONP y el total control del país. Es la receta del neoliberalismo global para sus provincias.

 

 

Abril 2020

 

Escribe un Comentario