PAGINAS DE MARXISMO

PAGINAS DE MARXISMO

Escribe: Jorge Rendon Vasquez, Introducción

 

 

Cuando los gobiernos de los partidos comunistas del Este europeo se desmoronaron en cadena, entre 1989 y 1991, y fueron sustituidos por gobiernos dirigidos por el capitalismo, algunos intelectuales y políticos pensaron que el marxismo había terminado sus días.

 

Para los militantes comunistas fue inexplicable que un régimen socialista en tránsito hacia el comunismo y definitivamente irreversible, como les habían asegurado los teóricos de la Unión Soviética, llegase a su fin por obra de masas descontentas, conducidas por algunos líderes de su partido u otros ante la impotencia de los círculos gobernantes. En cambio, para los capitalistas fue agradablemente sorpresivo contemplar ese hundimiento, aparentemente súbito, que les probaba el fracaso del marxismo y les alejaba para siempre la amenaza de perder el plusvalor creado por el trabajo.

 

Sin embargo, el marxismo no perimió con esa debacle. Cayeron aquellos gobiernos y sus regímenes económicos, sociales y culturales, pero no el marxismo o, por mejor decirlo, no la teoría marxista que, bien aplicada, explicaba también la causa por la cual se había producido ese cambio, como había explicado la evolución de la sociedad desde sus orígenes.

 

En el presente trabajo trato de examinar las razones de la vigencia del marxismo, a partir de la formación de Carlos Marx (Capítulo I) y de la construcción de su filosofía (Capítulo II).

 

En el largo camino de la Filosofía hay cuatro cumbres que se niegan una a otra: Heráclito y Parménides que vivieron cinco siglos a.C., y, en el siglo XIX, Hegel y Marx, con quien se cierra este ciclo.

 

La Revolución Industrial de la segunda mitad del siglo XVIII en Gran Bretaña fue el factor detonante de la filosofía de Marx. Esta revolución, impulsada por el capitalismo, transformó totalmente la vida de la sociedad, en Europa y otras partes del mundo, con sus máquinas y empresas a las que atrajo a masas de obreros, en número cada vez mayor, para hacerlas funcionar y producir las mercancías destinadas a un mercado que la producción retropropulsaba.

 

La explotación y miseria de los trabajadores en Alemania, en la primera mitad del siglo XIX, por efecto del capitalismo emergente, impresionaron a Marx, siendo aún un joven universitario, estudioso de las ideas con las que Hegel había explicado la evolución del espíritu. Poco después, aplicando esas ideas a la realidad social, comenzó a ver claramente cómo se conforma la sociedad y por qué cambia desde que los hombres existen, y llegó a la conclusión de que los filósofos se habían limitado a tentar una explicación del mundo, pero de lo que se trataba, en adelante, era de transformarlo.

 

El análisis de la constitución de la sociedad llevó a Marx a la definición de la estructura y sus superestructuras (que examino en el Capítulo III) y, de allí pasó a estudiar el capitalismo y al descubrimiento de la manera cómo el trabajo crea el valor o la riqueza de la sociedad (tema que expongo en el Capítulo IV).

 

Finalmente, ingreso a considerar cómo encararon sus seguidores ideológicos y políticos el cambio de la sociedad capitalista para tratar de llevarla al socialismo y las razones por las cuales no tuvieron éxito (Capítulo V).

 

De este examen emerge como conclusión que, aunque los caracteres esenciales de la sociedad capitalista subsisten, su evolución ha hecho surgir otros ante los cuales quienes asumen el marxismo, como método de análisis e interpretación de la evolución social, deberían proponer nuevos planteamientos de cambio.

 

Por la necesidad de precisar el pensamiento de Marx, cito, por lo general largamente, los párrafos de sus libros relativos a cada tema, y, para constatar su aplicación, he procurado, en cada caso, contrastarlos con los hechos históricos inherentes a ellos.

 

Lima, octubre de 2020.

 

A LOS INTERESADOS EN RECIBIR EL LIBRO LE AGRADECEMOS ENVIAR SU EMAIL EN LA CASILLA O ESCRIBIRNOS EN LA SECCION -AÑADIR COMENTARIOS-. LE ENVIAREMOS EL LIBRO OBSEQUIADO POR EL DR. JORGE RENDON VASQUEZ QUIEN ADEMAS, LE AGRADECE SU COMENTARIO QUE LE SERA UTIL PARA SIGUIENTES EDICIONES O CONFERENCIAS.

MUCHAS GRACIAS

Escribe un Comentario