SOBRE LA ACTUAL HUELGA MÉDICA EN EL PERÚ

SOBRE LA ACTUAL HUELGA MÉDICA EN EL PERÚ

Augusto Lostaunau Moscol

 

A inicios de diciembre de 2020, los medios de comunicación anunciaban en inicio de la huelga médica para el miércoles 13 de enero de 2021, vale decir, se contaba con un poco más de un mes, para que el Poder Ejecutivo se sentara a conversar con la dirigencia de la Federación Médica del Perú. Ni el presidente Francisco Sagasti ni la ministra de salud Pilar Mazzetti lo hicieron. Y, simplemente, en medio de la denominada segunda ola y sin vacunas, la huelga inició. Los furibundos enemigos de los sindicatos y de los derechos laborales no podrán argumentar jamás que la huelga fue un capricho de los médicos, porque hasta los medios de comunicación más conservadores, de ultraderecha y progobierno, destacaron la realización de la medida de fuerza mucho tiempo antes que esta se inicie.

 

Así, por ejemplo, el diario Gestión, en su edición del 5 de diciembre de 2020, indicó que:

La Federación Médica Peruana (FMP) anunció este sábado que reiniciará una huelga nacional indefinida a partir del 13 de enero de 2021, para exigir el incremento del presupuesto para el sector salud y mejores condiciones laborales para los médicos a nivel nacional…Godofredo Talavera, titular de la Federación Médica Peruana aseveró que esta medida de lucha no solo es del gremio médico, sino de todos los trabajadores de la salud
”.

 

Vale decir que, en conferencia de prensa realizada 39 días antes, los dirigentes de la Federación Medica Peruana anunciaban su lucha gremial que tiene como exigencia el incremento del presupuesto al sector salud y mejorar las condiciones reales en las cuales los médicos -y otros profesionales del sector salud- realizan sus labores diarias. Mejor dicho, en plena pandemia, es el gremio médico quien le exige al gobierno del señor Sagasti aumentar el presupuesto del sector para poder enfrentar con mayor efectividad la emergencia sanitaria. Y, mejorar también las condiciones estructurales del sector. Médicos sin protección adecuada que conviven día a día con el coronavirus, ha dejado una cifra de 266 galenos fallecidos, según la cifra difundida por el Colegio Médico Peruano el lunes 18 de enero de 2021. Mientras muchos celebraban el aniversario de la capital, otros enterraban a sus muertos. Sólo en lo que va del 2021, han muerto 10 médicos (5 en Lima y 5 en regiones).

 

El diario El Comercio, en su edición del 7 de diciembre de 2020, sobre las demandas de los médicos señaló que:

 

Talavera sostuvo que también existe un incumplimiento de los acuerdos que constan en actas respecto a la tercera fase de la escala salarial para todos los trabajadores del sector salud. En esa línea adelantó que realizará un plantón en las inmediaciones del Ministerio de Salud para exponer sus reclamos…La última vez que la Federación Médica Peruana realizó un paro en agosto de este año en reclamo de más equipos de protección personal y la ampliación de la cobertura del bono correspondiente al personal médico en el marco de la emergencia sanitaria por del coronavirus (COVID-19)
””.

 

Desde que se inició la emergencia sanitaria -marzo de 2020- el gobierno de Martín Vizcarra como el actual gobierno de Francisco Sagasti, han dejado totalmente desprotegido a los médicos del ministerio de salud. Además, no han mejorado las condiciones de los hospitales públicos, lo que ha significado que muchos peruanos decidieran enfrentar la enfermedad recurriendo a las clínicas particulares, las cuales, han cobrado cifras desorbitantes por sus servicios profesionales. Impusieron la ley del mercado. A más enfermos (clientes que exigen demanda) y menor oferta de camas, los precios subieron hasta el capricho. No cabe duda de que el modelo económico actual asegura jugosas ganancias económicas para pequeñas minorías afortunadas. En esa coincidencia, debemos incluir a la exministra de economía, Antonieta Alva y a la ministra de salud, Pilar Mazzetti.

 

El miércoles 11 de enero de 2021, el mismo día que los médicos iniciaban su anunciada huelga, en Palacio de Gobierno, se realizaba una conferencia de prensa con la participación del presidente y algunos ministros. La Asociación Médica Peruana, en su portal, precisó que:

En su conferencia de prensa del 13 de enero del 2021, el presidente Sagasti ha abordado tres grandes áreas con relación a la lucha contra el Covid-19: el diagnóstico de la situación de la pandemia, las propuestas para enfrentarla y la modulación del funcionamiento de la economía y del ejercicio de los derechos civiles y ciudadanos. Además, como una nota recordatoria final, ratificó su posición en contra de la “privatización” de la distribución de la vacuna. Sin embargo, eso ha sido percibido como un intento de encubrir el DS 002-2021-SA, que autoriza el registro sanitario para comercializar no solo vacunas, sino también medicamentos aún en fase III de experimentación, en contra del mandato de la Ley 31091. En consecuencia, como una muestra de coherencia, ese Decreto Supremo debería ser modificado o derogado
””.

 

 

Vale indicar que la conferencia no sirvió para mostrar -por parte del ejecutivo- que el presupuesto del sector salud había sido incrementado considerablemente. Para demostrar que los bonos que se adeudan ya estaban siendo pagados. Que se había comprado el mejor material para la protección de los médicos y todo el personal médico que enfrenta los casos de Covid-19. No sirvió para mostrar las actas de las conversaciones con los dirigentes de la Federación Medica Peruana o con el Colegio Médico Peruano. Nada. Simplemente una de esas tantas conferencias de prensa que han servido más para la mofa y los memes que para mostrar el rol que esta cumpliendo el gobierno en la lucha contra los efectos mortales de la pandemia. Mientras las conferencias de Martín Vizcarra fueron bautizadas como “la danza de los millones”; las conferencias de Francisco Sagasti han sido denominadas “la hora del laberinto”.

Mientras tanto, la huelga continua. Y parece que es lo menos importante para la ministra Pilar Mazzetti, quien ha recibido el repudio de sus colegas profesionales. Siendo los principales perjudicados los miles de peruanos que enferman y no tienen la posibilidad de encontrar una cama UCI. Mientras los negacionistas siguen indicando que la enfermedad es un invento.

 

Hoy, jueves 21 de enero de 2021, a 9 días de iniciada la huelga, el portal de CNN en español indica que:

Un grupo de médicos peruanos se declaró en huelga de hambre el martes exigiendo más inversiones en el sector de la salud y rechazando el manejo del país de la pandemia en medio del aumento de casos de la segunda ola de covid-19, según un comunicado del Sindicato Médico Nacional de Seguridad Social de Perú (SINAMMSOP) publicado el miércoles…Cerca de una docena de médicos del sindicato nacional de seguridad social han estado protestando frente al Ministerio de Trabajo de Perú, donde el grupo inició la huelga de hambre el martes…Fiorella Molinelli, presidenta del Seguro Social de Salud de Perú, no se ha pronunciado sobre las demandas del SINAMMSOP hasta el jueves. Actualmente lidera los esfuerzos del gobierno para adaptar los centros covid-19 de salud y aislamiento temporales para combatir la propagación del virus
”.

 

No cabe duda de que ni en medio de la pandemia, el gobierno de Francisco Sagasti esta dispuesto a invertir en salud. Perjudicando a los más pobres. Es la continuidad del gobierno de Martín Vizcarra, quien tampoco mostró el mayor interés por invertir en salud pública. Además, es una herencia de 200 años de falta de un sistema de salud pública y una política nacional de salud. Ahora, bajo el discurso que impide al Estado invertir en salud porque se convertiría en un monopolio que afectaría el libre desarrollo del mercado, las consecuencias las están pagando las grandes mayorías. Y, ya las propias clínicas están desbordadas. Generando un nuevo problema a corto plazo. Pero, nada de eso le importa a la ministra Pilar Mazzetti. Ella, en su oficina, cuenta con más medidas de seguridad que sus propios colegas que se encuentran en la primera línea de batalla contra el coronavirus.

 

Mientras los médicos se encuentran en huelga. Mientras miles de peruanos no tienen acceso a una cama y medicinas. Mientras miles de peruanos entierran a sus muertos, el diario El Comercio del martes 12 de enero de 2021, anunció que:

La extitular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), María Antonieta Alva, asumió el cargo de directora global de COVAX y directora de proyectos en Acasus, una consultora especializada en trabajar con gobiernos para la mejora de la salud y la educación de millones de personas…Según el portal de la consultora suiza, Alva tendrá un trabajo relacionado a la plataforma COVAX Facility, impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Alianza para la Vacunación (GAVI) para garantizar un acceso universal a la vacuna contra el coronavirus
”.

 

Lo que podría ser considerada una burla para los peruanos, es una noticia verdadera. La señorita Alva, una de las culpables directas de la catastrófica situación que vive el Perú, será la directora del programa de la OMS para la vacunación gratuita. En el país donde la vacuna podrá ser comercializada y donde se gastó millones de soles en publicidad estatal; donde no se ha construido un hospital en 5 años, será ella quien dirija -sin ninguna experiencia- el programa de vacunación gratuita.

 

Y mientras los médicos siguen en huelga por culpa de Mazzetti, Alva, Vizcarra y Sagasti; algunos ven crecer sus cuentas bancarias. No cabe duda de que el Perú es el país de las grandes coincidencias. Son puras coincidencias. Sólo coincidencias.

 

Escribe un Comentario