UN FONDO REACTIVADOR AGRARIO SIN BANCO

UN FONDO REACTIVADOR AGRARIO SIN BANCO

AGROBANCO NO PUEDE PARTICIPAR

 

ESCRIBE: JORGE MANCO ZACONETTI

 

 

El gobierno hace más de tres meses anunció la creación de un FAE Agrario, es decir un Fondo Agrícola Empresarial-Agrario por S/ 2,000 millones de soles, para apoyar a los más de 600 mil pequeños productores, de la costa sierra y selva del Perú, que producen los alimentos que se consumen en el mercado interno.

En esta época de pandemia, de crisis sanitaria y económica, cuando la producción y el consumo interno se han derrumbado en los últimos seis meses, llevándonos a la crisis económica y social más profunda de nuestra historia republicana.

 

Cuando los pequeños productores agrarios requieren la ayuda, el subsidio del Estado, el banco especializado del Estado, Agrobanco, no puede participar en este fondo agrario, que tendría las tasas más bajas de interés del mercado.

 

Así, como el “Fondo Reactiva Perú” una iniciativa positiva del gobierno para reactivar a las empresas con S/ 60 mil millones de soles, ha sido un programa exitoso a pesar de todos los cuestionamientos, el FAE Agrario no tendría la presencia del protagonista financiero estatal, especializado en préstamos y colocaciones a los agricultores pequeños y medianos como es Agrobanco.

 

Un banco especializado que cumple con el principio de la subsidiaridad del Estado a nivel económico, no puede participar en este fondo FAE Agrario por estrictas razones económicas y legales que le impone el propio Estado, a través de la Super Intendencia de Banca y Seguros y el propio Fonafe, es decir el holding de empresas públicas, conformado por no más de 38 empresas, sobre todo eléctricas y de saneamiento.

 

En el FONAFE la Dra. Lorena Masías, parte de la alta burocracia, ex Sunedu, y ex Agrobanco, se opone en la práctica al fortalecimiento patrimonial y la participación de Agrobanco en el FAE-Agrario, con artilugios legales y administrativos. En el fondo no comulga con la banca de fomento estatal, pero sí con las granjerías tributarias a las empresas privadas.

 

UNA BANCA DE FOMENTO

 

Agrobanco por herencia de gestiones anteriores, arrastra pasivos y deudas incobrables que tienen su procedimiento administrativo y legal de solución. Es más, ha disminuido las cuentas por cobrar desde el 2015 de S/ 1,200 millones soles a S/ 524 millones en el 2019.

 

Por ello, en la presente coyuntura especial, extraordinaria por la gravedad de la crisis económica y agrícola, Agrobanco requiere soluciones heterodoxas para ser fortalecido como agente financiero, ante la emergencia agraria que tiende agravarse ante la disminución de la siembra cercana al 20 % de hectáreas en algunos departamentos.
Según “Clímaco Cárdenas, presidente de Conveagro, manifestó que existe preocupación del sector, pues las Cajas Municipales no participarían en la subasta (del FAE Agrario), lo que limitaría la entrega de créditos en algunas zonas del país. Esto se debería a que dichas entidades contarían con liquidez suficiente, por lo que sería poco atractivo colocar créditos a tasas bajas (4%-5%) ” La República 21/09/20

 

Si no participan el Agrobanco por razones económicas y legales, y tampoco las Cajas Municipales y Rurales, el futuro de los pequeños agricultora sería más crítica que la peste negra de la papa.

 

La situación financiera para los agricultores es de desesperación, pues no tienen capital de trabajo por las pérdidas económicas producto de la emergencia sanitaria y el aislamiento. La crisis de alimentos que se nos viene debe ser prevenida a pesar de la debilidad de este gobierno saliente.

 

Está en riesgo la campaña de siembra agosto 2020/marzo 2021, con graves consecuencias en la disminución de los alimentos producidos que se compensarán con mayores importaciones, como está sucediendo actualmente con la papa importada
.

 

Mientras mediante el programa Reactiva Perú prácticamente se “regalan “cientos de millones de soles a grandes y medianas empresas” con tasas de interés anuales de 1.09 %, que se pagarán en 48 meses. El banco estatal especializado, con oficinas en varias regiones como Agrobanco no podría participar en la subasta del FAE Agrario, de los S/ 2,000 millones de soles, pues no estaría calificado.

 

Las restricciones que la ley 30893 art. 11 le impone para acceder a nuevos endeudamientos por más baratos que estos sean como el “FAE Agrario y Reactiva Perú”. Las propias restricciones de COFIDE, y deudas con este organismo imposibilitan la participación de Agrobanco.

 

Mientras miles de productores agrarios que producen alimentos básicos, papa, camote, verduras, frutas, café, arroz, demandan el apoyo financiero del Estado ante la grave afectación que ha provocado la pandemia con el cierre producto de la cuarentena, la inmovilización, la falta de transporte, y la caída de la demanda de los consumidores urbanos.

 

El propio Estado, a través del FONAFE, COFIDE y el propio Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) están apostando por la banca privada, y los grupos de poder, que nunca han estado interesado en financiar a los pequeños productores agrarios, pues no constituyen un “segmento de mercado atractivo ni rentable” para la gran banca privada.

 

Escribe un Comentario